Corcholatas naranjas

Nuevo León y la Ciudad de México tienen varias similitudes, pero hoy tienen una muy particular; sus gobernadores viajeros. El gobernador Samuel García viaja constantemente al extranjero y la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum al interior de la República.

Si bien podría decirse mucho de esos viajes, lo que hoy más llama la atención es cuando ambos gobernadores coinciden en la visita de Claudia Sheinbaum a Nuevo León.

Pues ésta no vino a nuestro estado precisamente a una visita de trabajo, dudo mucho que aquí pueda encontrar soluciones para resolver la crisis de transporte público que tiene en la Ciudad de México, en todo caso podría lamentarse junto con Samuel García, ambos han fracasado en ese tema. Tampoco encontraría aquí buenas prácticas para combatir la violencia feminicida, tema en el que ambos gobernadores le han fallado a las mujeres. Mucho menos hablar de políticas públicas para combatir la contaminación, ninguno de los dos está haciendo algo en ese rubro.

En cambio, la jefa de gobierno llegó feliz de la vida a la casa del gobernador, en donde fue recibida con bombo y platillo, como si con ello se pretendiera dar el banderazo para abrirle las puertas de Nuevo León a MORENA.

Y es que hay que recordar que fue el propio gobierno federal quien le dio instrucciones a los gobernadores de morena para que recibieran a las corcholatas en sus giras de pre campaña y les dieran todas las facilidades; después de ver cómo la risa traicionó a Dante Delgado cuando le preguntaron si él opera para López Obrador, no me extrañaría que el Gobernador de Nuevo León haya recibido la misma instrucción.

Resulta muy evidente que MORENA necesita la operación del Gobierno de Nuevo León para poder instalarse aquí, de otra manera no hay forma de que entre a nuestro estado un proyecto que está totalmente en contra de nuestro progreso y desarrollo económico.

Claudia Sheinbaum, como todas las corcholatas de López Obrador, ya demostró que no tiene escrúpulos para violentar la ley electoral, gastar recursos públicos en eventos proselitistas y seguramente tampoco tendría problema en pintarse de naranja con tal de ganar simpatías en Nuevo León.

La pregunta es ¿el gobernador de Nuevo León traicionaría de esa manera la confianza que le dio la gente, con tal de cumplir el capricho presidencial? ¿Vamos a permitir que la 4T se expanda también aquí?

Qué conste que no es la primera vez que lo advierto; MORENA y Movimiento Ciudadano son lo mismo.

Palabra de norteña.

Gobierno naranja mercenario y recaudador

Alerta, es urgente que nos enteremos de esto; mientras todos los que vivimos en Nuevo León estamos respirando veneno, el gobierno naranja y mercenario aprovecha para hacer una alevosa recaudación.

Resulta que la Secretaría de Medio Ambiente, junto con el Instituto de Control Vehicular inició un embate en contra de los ciudadanos, ahora a través de los Puntos de Aire Limpio, y con supuestos “sensores remotos” presuntamente verifican tu automóvil para determinar si es contaminante o no. Posteriormente envían un correo electrónico en el que te avisan si la prueba para medir los contaminantes que emite tu auto fue positiva o negativa y te advierten; “agradecemos su participación en esta prueba de emisiones cuyo costo asumió por esta ocasión el Estado de Nuevo León”.

O sea; aunque tú no solicitaste dicha prueba, de cualquier manera te la hacen (no sabemos aún en qué momento) pero además te advierten que en una siguiente prueba -sorpresa- quizás tenga un costo y seguramente te harán llegar la factura por correo electrónico.

Aunque yo considero que todos debemos hacernos responsables de que nuestros vehículos no emitan contaminantes, me parece importante destacar varios aspectos de esta “política” que inició la Secretaría de Medio Ambiente:

1. No olvidar que quien se encuentra hoy al frente de esta Secretaría es un terrorista fiscal, le gusta perseguir gente y además tiene cero experiencia en el tema ambiental.

2. Las verificaciones de emisiones contaminantes no deberían ser espontáneas, los ciudadanos tenemos derecho a saber cuando se va a someter nuestro vehículo a alguna revisión. Se llama derecho a la propiedad privada.

3. Y desde luego cabe la pregunta; ¿así como se está persiguiendo a los ciudadanos para que sus vehículos no contaminen; de la misma manera se va a exigir a las empresas contaminantes que modifiquen sus equipos, o es ésta una medida recaudatoria, que no solo no resolverá el problema del aire sucio que respiramos, sino que además pegará en el bolsillo de los ciudadanos?

Con todo esto, el gobierno naranja vuelve a demostrar que no, no tiene la capacidad de combatir un problema realmente grave y que ya se volvió un problema de salud pública. Se dedica a recordarnos que si todos somos parte del problema debemos ser parte de la solución; pero no se puede ser parte de la solución cuando se tiene un gobierno que no escucha, y que en lugar de ello te sorprende con inspecciones, amenazas y seguramente pronto con cobros.

Otra vez; hacemos el llamado al Gobernador; ponga al frente de la Secretaría de Medio Ambiente a alguien con la altura de miras necesaria, con conocimiento del tema y sobre todo con valentía, autonomía y determinación. Dejen ya de lado el populismo y resuelvan los problemas. Nuevo León seguirá creciendo, sin duda; pero no queremos que sea a costa de nuestra propia salud.

¡Queremos aire limpio ya! Más soluciones menos recaudaciones.

Palabra de norteña.