Ni consulta, ni reforma

8 de cada 10 mexicanos decidieron no participar en una consulta que a todas luces fue amañada desde su concepción, esto quiere decir que las personas no estuvieron interesadas en participar en un ejercicio que no era necesario realizarse por muchos motivos y sin embargo sucedió.

Morena tenía todo para legitimar su consulta, en términos futbolísticos y bien señalados por una compañera diputada “en su cancha, con su balón, con el equipo completo, sin equipo enfrente”, con sus trampas, con el embarazo de urnas y la movilización descarada, rompiendo la ley, mintiendo, engañando, chantajeando, promoviendo descaradamente la imagen del presidente en un claro acto de ilegalidad para que solo lograran movilizar al 18% del padrón electoral.

Morena fracasó estrepitosamente.

Este “chistecito” nos costó 1,700 millones de pesos que bien pudieron invertirse en vacunas, estancias infantiles o tratamientos para los niños con cáncer.

Por si fuera poco, estamos por debatir la Ley Bartlett, un conjunto de improvisaciones (como todo en la 4T) que busca establecer un modelo energético viejo, obsoleto y altamente contaminante, por supuesto lo hemos rechazado tajantemente con los argumentos en la mano.

Los diputados de morena se saben perdidos, por eso movieron cielo, mar y tierra para posponer la votación al próximo domingo, justo en el zenith vacacional de semana santa, creyendo ingenuamente que los diputados de la alianza “Va x México” vamos a ceder a sus chantajes.

Con gusto y convicción nos vemos en donde ustedes digan, tenemos los argumentos y los votos para que su ley no pase, alarguen todo lo que quieran este proceso, ahí vamos a estar para defender al país de su ignorancia y su fanatismo.

En menos de una semana se van a quedar sin consulta y sin reforma.

Palabra de norteña.

Comparte la columna:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email